Volver

El perro no es una máquina de cazar tan perfecta como los felinos, pero siglos de domesticación que han modificado profundamente ciertos hábitos ancestrales no han podido atenuar su instinto cazador. El hombre observando esta facultad, supo cómo sacar provecho de ella y desde la antigüedad se valió del perro para abatir las piezas con que habrían de alimentarse.


EL SETTER INGLES

Sensible y afectuoso, tiene destacadas capacidades olfativas y una gran facilidad de aprendizaje. Se caracteriza por una carrera rasa, movimientos agiles, busca de radio largo y una parada de estilo felino.

 

Si quieres ver estas fotos ampliadas pulsalas



GLOSARIO

| Un poco de historia | | Morfología | | Aspecto Movimiento y Muestra | | Carácter | | Adiestramiento | | Menú Principal |





Un poco de historia

Puede, perfectamente, decirse que el padre de este maravilloso perro de caza, de origen inglés, fue Sir Lawerack y, normalmente, a esta raza se le da injustamente el nombre de Setter Lawerack, pues esta línea es muy rara en la actualidad.

pulsala para ampliarlaHacia comienzos de la segunda mitad del siglo XIX, partiendo de los mejores perros entonces existentes en Gran Bretaña, Sir Lawerack, trabajando con una estricta selección, cruzando a menudo perros de estrecha consanguinidad, fijó el tipo actual sobre el cual después escribió, en 1872, una obra de gran interés que aún mantiene su vigencia. A él siguió Mr. L.
Llewellin, que afinó las formas e hizo más gentil el aspecto general del Setter. Pero si ésta es la historia más reciente, los orígenes del Setter son mucho más antiguos.
Descendiendo, probablemente, del Braco español, el Setter ya era conocido en Inglaterra en pleno Renacimiento como lo atestigua un escrito, fechado en 1570, del doctor Caius. Sin embargo, hasta finales del siglo XIX se constituyó casi exclusivamente en el perro de caza de los ingleses.

A partir de ese momento comenzó su difusión por Europa, donde, de inmediato, fue apreciado por sus cualidades naturales de excelente cazador.

No sólo en Inglaterra se cuida y trata con esmero y estrictos criterios de selectividad a esta raza, sino que lo mismo sucede en otros países de Europa, donde el número de ejemplares criados es realmente elevado. Por tanto, no resulta nada extraño ver cómo en muchas exposiciones caninas y en competiciones europeas, los ganadores absolutos son por lo general ejemplares de criaderos que no son precisamente ingleses.

El origen de su nombre está directamente relacionado con sus peculiares caracteristicas. Dicho nombre deriva, en efecto, de la transformación de sitting spaniel (to sit en inglés significa >). No se trata de una definición casual: efectivamente, en el momento más importante de la caza - la parada -, el setter se sienta (o mejor se echa) antes de inmovilizarse.


Volver al Glosario



Morfología

Es difícil contradecir a quien sostiene que el setter es uno de los perros de caza más >. Se trata ciertamente de uno de los perros más difundidos, debido a sus excelentes cualidades venatorias asociadas a su hermoso aspecto y a su expresión dulce y gentil. Optimo perro de caza, que se presta a ser utilizado en los terrenos más variados y para diversos tipos de animales como, codorniz, becada, perdiz etc.., está dotado de un olfato muy fino, de buena velocidad y resistencia y de un carácter bonachón, afable y dulce, que con frecuencia lo lleva a ser elegido por personas que no son cazadores como perro de compañía.

Más allá del pedigrí, este perro representa una de las máximas expresiones del auxiliar de caza, incluso bajo el aspecto morfológico.

Es de talla mediana y posee rasgos bien definidos. Una de sus características más específicas la forma la disposición de los ejes cráneo-faciales, que corren paralelos entre sí.
pulsala para ampliarla La cabeza es dolicocéfala1, de una longitud equivalente a 4/10 de la altura hasta la cruz, con hocico y cráneo de igual extensión.
Los más elegantes suelen tener bien definidos los contornos de la cabeza, con alineamientos limpios.
La punta de la nariz, en la línea del eje nasal, es grande , húmeda y brillante. Las orejas, de longitud moderada, son colgantes, bajas y pegadas; están adheridas a las mejillas, con pliegues marcados. Los ojos denotan la inteligencia del perro: son grandes, brillantes y extremadamente expresivos. El cuello de los mejores ejemplares tienen una longitud proporcional a la de la cabeza; es arqueado en la porción superior y musculoso, y carece de papada.
La longitud del cuerpo debería superar en 1/20 la altura hasta la cruz. Las patas están bien situadas y aplomadas; son robustas de osamenta y de musculatura. La cola, en forma de hoz invertida, tiene una conexión alta y es larga, gruesa y robusta, particularmente en la raíz. Es muy importante que ésta se halle tupidamente recubierta de pelo, formando un hermoso fleco.


Volver al Glosario Si quieres ver la imágen ampliada pulsala
1 Dícese de la persona de cráneo muy alargado.



Aspecto

La piel es fuerte está bien adherida al cuerpo. El manto es delgado, sedoso y bastante estirado, con pelo largo exceptuando la cabeza y la parte inferior del cuello, donde el setter presenta espléndidos flecos (mejor si no son muy tupidos). El color incluye generalmente un fondo blanco. Se presentan las variedades siguientes: blanco y negro con matices azules, blancos y anaranjados (limón), blanco y marrón, y tricolor blanco con manchas negras y tostadas.


Volver al Glosario



Movimiento y Muestra

El setter inglés desarrolla una búsqueda audaz, veloz y extremadamente potente. Está capacitado para cambiar de dirección en un instante. Cuando está cazando, recorre y cubre a la carrera un gran radio de terreno, lo que conlleva el riesgo de levantar alguna pieza sin pararla. En cualquier caso, su estilo felino y su carrera rasa y veloz son un gran placer para la vista.

Viendo las diferentes situaciones en que nuestro auxiliar tiende a encontrarse con la caza, su comportamiento es diferente, actuando de forma diversa.
Al entrar en contacto súbitamente con la caza su reacción será necesariamente de muestra precisa y normalmente tumbada, pero no muy nerviosa y siempre con una expresión de querer aspirar todas las emanaciones que parten de la pieza.

pulsala para ampliarlaEl trabajo del setter se engrandece en terreno particularmente accidentado ya que es un perro que controla con la nariz alta prácticamente todas las emanaciones, siendo un animal que raramente le gusta cazar de una forma rectilínea, sino que lo hace de una forma zizageante y haciendo enfiladas en cuanto toma la más mínima emanación.

Asimismo tiene una tendencia innata al dueño, cualidad indispensable cuando se caza con más de un perro en terrenos accidentados o espesos de vegetación.

Es un animal que es visto cazando en sitios tan dispares como los Alpes, Pirineos, montañas de Asturias, pais Vasco y León, las diferentes especies cinegéticas como: urogallo, perdiz, faisán, becada etc.. en definitiva todo tipo de caza plumifera que exista en las mismas. Es un perro que parece un felino, que se arrastra con el pecho prácticamente en el suelo y se aproxima a la caza hasta que la sitúa con exactitud. Como hemos dicho anteriormente, la localiza siguiendo una serie de zi-zag con cabeza en alto y en el momento de la muestra, con las narices palpitantes y ojos desorbitados, esperará la llegada del cazador para que abata la pieza que el ha trabajado.


Volver al Glosario


Carácter

El carácter es un bien natural, que con mayor o menor prodigalidad, tienen entre otros los animales; este se consigue como un bien individual a través de una cultura genética fruto de la selección, que puede enmascararse con una educación, pero nunca modificarse. El setter inglés, cuando se tiene la certeza que procede de una extraordinaria genealogía y responde físicamente a las características étnicas de la raza, normalmente es un perro que posee un buen carácter.

pulsala para ampliarla En concreto, tiene un carácter dócil, obediente, atento, y facilidad de aprendizaje, siempre dispuesto a seguir las ordenes del cazador; aparentemente nervioso y enérgico, pero siempre controlado, es tremendamente doméstico y sólo necesita un poco de limpieza y cuidados al volver de la jornada de caza. Aunque todo cuidado que se le pueda dar lo agradecen.

El setter inglés por su naturaleza es tendente a ser un perro reflexivo; utiliza sobre todo de forma analítica el viento, elemento indispensable para aplicar la potencia olfativa, interpretando el terreno de la forma más adecuada para encontrar la caza lo más rápida y eficazmente posible.

Tendremos que tener en cuenta que no solamante para esta raza, sino para cualquier perro de caza, sin una buena alimentación, complementada con una buena preparación física adecuada, estamos abocados a quedarnos sin auxiliar de caza en el momento más interesante de la misma, siendo más un estorbo que una ayuda.


Volver al Glosario


Adiestramiento

Está dotado incluso de un sentido de la caza tan desarrollado, que simplemente se le debe guiar y controlar, sin forzarlo en modo alguno ni lanzarle reprimendas - o castigos - que puedan herir su susceptilidad. Se trata de un perro sensible, cualquier castigo duro que se le pueda ejercer será muy sentido y podria bajar su rendimiento. La tarea del adiestrador-cazador se ve muy facilitada por las dotes naturales del setter. Es un perro que, por lo general no presenta > congénitos o característicos. Basta con secundar - incluso exaltar - sus estraordinarias dotes naturales para la caza.


 


Volver al indice de perros de caza. volver al principio



E-mail: irdecaza@irdecaza.com